A Jesucristo lo trataron mejor que a Trump, según un congresista republicano

El congresista republicano Barry Loudermilk (Georgia) levantó ayer ampollas en la opinión pública estadounidense al querer comparar el proceso de destitución en contra del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con la crucifixión a que se enfrentó Jesucristo.

“Cuando Jesús fue acusado falsamente de traición, Poncio Pilato le dio a Jesús la oportunidad de enfrentar a sus acusadores. Durante ese juicio simulado, Poncio Pilato otorgó más derechos a Jesús que los demócratas le han otorgado a este presidente en este proceso«, indicó Loudermilk, durante el debate de ayer, previo a que la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobara dos cargos de destitución en contra de Trump.

El propio Trump se ha descrito anteriormente como “el elegido” y señalado que se le concedió un mayor debido proceso de ley a los imputados en el proceso judicial de “las brujas de Salem”, que tuvo lugar a partir de 1692.

La mayoría de la Cámara de Representantes, cuando la investigación sobre las presiones en contra de Ucrania llegó al Comité de lo Jurídico, invitó al presidente Trump a participar del proceso, con un abogado. Trump rechazó la invitación.

El presidente estadounidense también se negó a entregar documentos y permitir el testimonio de sus principales colaboradores.

Anoche, la Cámara aprobó un juicio político en contra del presidente Trump por las presiones que ejerció sobre el gobierno de Ucrania en busca de un beneficio político personal.

En medio de las divisiones partidistas del Congreso, la Cámara baja ratificó los dos cargos de destitución en contra de Trump: abuso de poder y obstrucción de la investigación del Congreso sobre sus presiones a Ucrania en busca de beneficios políticos electorales.

Es solo la tercera ocasión en la historia en que la Cámara de Representantes ordena un juicio político en el Senado en contra de un presidente de Estados Unidos. El juicio en contra de Trump pudiera comenzar en enero.