Pánico en Londres: hubo heridos por un ataque de «arma blanca» en un puente

La ciudad de Londres vivió este viernes 29 de noviembre dramáticos momentos cuando un hombre hirió a varias personas con un «arma blanca» en el London Bridge, uno de los puentes del centro de la capital británica.

«La policía recibió una llamada a las 13.58 [hora local] por un ataque con arma blanca cerca del London Bridge«, precisó la policía local en Twitter. «Un hombre fue detenido por la policía. Creemos que varias personas resultaron heridas», añadió otra fuente, según consignó la agencia AFP. En tanto,  los servicios de urgencias de Londres indicaron en la misma red social que habían mandado «equipos» al lugar del incidente.

Un periodista de la BBC que se hallaba en el lugar al momento de los hechos presenció lo que parecía ser una pelea entre un grupo de personas, luego oyó dos disparos y vio a un hombre en el suelo, según AFP. Por su cuenta, el Servicio de Ambulancia de Londres informó que se había declarado un «incidente importante».

Se cumplen 18 años del ataque a las Torres Gemelas: el atentado en 40 fotos

En este marco, un testigo llamado Jinnat Ui Hasan declaró a la cadena de noticias CNN que estaba en una reunión en un edificio cerca del incidente cuando escuchó “más de cinco” disparos. Otro hombre, de nombre Steve Beer, le dijo  a ese medio que su lugar de trabajo que da al puente estaba cerrado.

En medio de la confusión, imágenes que circulan en las redes mostraron a policías apuntando con sus armas hacia una persona en el suelo. En este marco, las autoridades confirmaron que un sospechoso recibió disparos de parte de efectivos de la fuerza local, aunque se desconoce si de forma mortal. El número de heridos aún no se pudo determinar.

«En este momento lo sucedido en el Puente de Londres sigue sin estar claro. En cualquier caso, y como precaución, lo estamos tratando como un incidente terrorista. Un hombre ha sido disparado por la policía», informó la Policía Metropolitana. Ese mismo puente fue escenario de un ataque en junio de 2017 en el que murieron ocho personas.