Cómo impactan las manifestaciones contra Piñera sobre la industria del salmón

Un millón de salmones mueren de hambre o se pudren en criaderos abandonados y plantas de procesamiento en Chile, el segundo mayor productor del pescado a nivel mundial, a causa de las protestas que impiden que los trabajadores ingresen a las instalaciones.

El riesgo de daño ambiental es inminente, con 800 mil peces que esperan ser alimentados y cosechados, y 320 toneladas en descomposición en las plantas de procesamiento, confirmó el grupo industrial SalmonChile en un comunicado el lunes. La situación es más crítica en la ciudad de Quellón, en la isla de Chiloé, al sur del país trasandino.

Chile: atacaron con bombas molotov a dos mujeres policías durante las protestas

“Mientras más pasen los días y las empresas no se hagan cargo de los productos en descomposición, aumenta el riesgo sanitario”, dijo Scarlett Molt, secretaria regional ministerial de Salud de la región de Los Lagos a Radio BioBio. Necesitan “retirar estos productos y manejarlos de acuerdo a los protocolos”.

Chile, productor del 25% del suministro mundial de salmón, padece el peor malestar social desde el final de la dictadura de Augusto Pinochet en 1990. La ola de protestas por el incremento del costo de vida se extendió todo el país, llevando a millones de personas a las calles y bloqueando rutas y puertos. Más de la cuarta parte de los supermercados en el país fueron saqueados.

“Mientras pasen los días y las empresas no se hagan cargo de los productos, aumenta el riesgo sanitario”, dijo Scarlett Molt, secretaria de Salud.

Los piquetes y barricadas en las rutas hacia los criaderos de salmón y las plantas de procesamiento han bloqueado el acceso a las instalaciones durante días,confirmó SalmonChile. El grupo industrial pidió a las autoridades locales que intervengan para evitar que el problema se agrande.

Las plantas afectadas incluyen instalaciones propiedad de Empresas AquaChile SA, Marine Farm y Salmones Austral SpA, informó Diario Financiero. Representantes de las tres empresas no respondieron inmediatamente a una solicitud de comentarios.

La autoridad pesquera chilena, Sernapesca, dijo que seis instalaciones diferentes que contienen 890 mil peces están bloqueadas y no pueden realizar la cosecha. El pescado no representa un riesgo sanitario por ahora y las autoridades están haciendo todo lo posible para permitir que las empresas transfieran el pescado varado a otros criaderos cercanos.

Salmón a contramano: polémica por criaderos en Tierra del Fuego

La industria salmonera de Chile tiene un pasado lleno de altibajos en temas ambientales. Las proliferaciones de algas que los ecologistas, incluido Greenpeace, han atribuido en parte a la cría de salmón han causado desastres ambientales en las costas del sur de Chile. En 2016, una floración particularmente grande mató a millones de peces cultivados y provocó considerables pérdidas para los productores de salmón. La fauna marina también fue afectada, con peces y mariscos muertos en las costas de la isla de Chiloé. Los pescadores locales que dependen de ese pez para sobrevivir se amotinaron durante días y bloquearon las rutas para protestar.