Coalición de la diáspora apoya proyecto cancelaría parte de la deuda pública

Washington – La coalición Power4PuertoRico expresó su respaldo a la legislación de la senadora Elizabeth Warren y la congresista Nydia Velázquez que impulsa cancelar parte de la deuda pública de Puerto Rico.

“Ya es hora de que el Congreso escuche a la gente y brinde el tipo de alivio integral de la deuda incluido en la legislación de alivio de la deuda patrocinada por los senadores Warren y (Bernie) Sanders, la congresista Velázquez y otros”, indicó Erica González, directora ejecutiva de la coalición.

La declaración de Power4PuertoRico se dio con ocasión de la audiencia del miércoles en el Comité de Recursos Naturales de la Cámara baja federal sobre potenciales enmiendas a la ley Promesa.

Una de las sugerencias que el presidente del Comité de Recursos Naturales, el demócrata Raúl Grijalva, ha incluido en su borrador de legislación adopta el contenido del proyecto de la senadora Warren y la congresista Velázquez.

 «A los puertorriqueños se les ha dado una falsa elección: una junta colonial antidemocrática o una ruina financiera… Nunca más los puertorriqueños deben elegir entre la democracia, por limitada que sea, y alivio de la deuda”, indicó, por su parte, Federico de Jesús, asesor senior de Power4PuertoRico. 

Warren, precandidata presidencial demócrata y ex profesora de quiebras en la Escuela de Derecho de la Universidad de Harvard, y Velázquez, puertorriqueña que preside el Comité de Pequeñas Empresas, presentaron en el Senado y la Cámara de Representantes, respectivamente, un proyecto de ley que impulsaron en 2018, que pemitiría cancelar la deuda no asegurada del gobierno de Puerto Rico.

En el Senado, el principal coautor de la legislación es el también precandidato presidencial Sanders (Vermont).

Para Puerto Rico, o algún otro territorio estadounidense, poder cancelar parte de la deuda, deberá cumplir con dos de tres requisitos que establece la legislación: que haya sufrido la pérdida del 5% de su población durante una década; requerido una significativa asistencia federal para mitigar un desastre natural; y que su deuda pública pér capita supere los $15,000. En el caso de Puerto Rico, esos tres requisitos aplican.

La senadora Warren y la congresista Velázquez han indicado que la medida “brinda protección a los acreedores con deuda garantizada” y “crea un proceso judicial para impugnar el alcance”.  En gran medida, permite borrar la deuda que no tiene una fuente de repago específico.