Giammattei califica a Venezuela como un “narcoestado”

El presidente electo de Guatemala, Alejandro Giammattei, resaltó que algunos de los principales problemas de inseguridad que sufre la nación centroamericana se deben al narcotráfico y que Venezuela es un “narcoestado” que contribuye con el envío de droga a territorio guatemalteco.

Giammattei hizo la afirmación en una conferencia de prensa a su llegada a Guatemala tras retornar de Venezuela, de donde fue expulsado. Agregó que el 80% de las trazas de la droga que cruzan Guatemala y gran parte del territorio centroamericano salen del territorio venezolano, vía aérea y vía los puertos de ese país.

En sus declaraciones narró nuevamente lo ocurrido en Venezuela donde asegura que fue escoltado por elementos de la guardia bolivariana desde que bajó del avión y ellos mismos lo llevaron a migración hasta abordar el avión de salida, incluso indicó que fue al sanitario acompañado de los policías.

Aprovechó para reiterar su apoyo al presidente interino Juan Guaidó y desconocer a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela.

“Así actúan las dictaduras, uno, mintiendo en la forma en lo que lo han hecho, y dos, tratándose de escudar en que teníamos que pedirle permiso a un señor que no reconocemos como el presidente de Venezuela”, indicó.

Causó controversia también la utilización de su pasaporte italiano para intentar ingresar a Venezuela, ante lo cual asegura que después de pedir asesoría a la embajada de Venezuela, prefirió presentar su documento de nacionalidad italiana para evitar hacer una gestión de por lo menos dos meses.

La cancillería guatemalteca, a través de un comunicado, también lamentó y condenó el incidente y literalmente “exige a la República Bolivariana de Venezuela garantizar los derechos de cualquier ciudadano guatemalteco que se encuentre o quiera ingresar a Venezuela”.

Giammattei hizo un llamado a los países que integran la Organización de Estados Americanos a unirse como un acto humanitario y pedirle a Nicolás Maduro que permita la libertad de los presos políticos y el ingreso de ayuda humanitaria. Aprovechó también para reiterar su apoyo a Juan Guaidó: “Presidente Guaido, ¡no están solos! Guatemala está pendiente y atenta”.

Finalmente se despidió con una advertencia al presiente de Venezuela, Nicolás Maduro: “Vamos a ver si después del 14 de enero, siendo presidente del país, con pasaporte diplomático, el gobierno de Maduro se va a oponer a que entre a Venezuela a externarle mi solidaridad al pueblo de Venezuela y al gobierno legítimo de Venezuela”.